Search

Campos de Flores

En esta línea, y si queremos mimetizarnos con la cultura holandesa, ¿qué mejor que conocer estos campos de flores montados en una bicicleta? Así descubriremos las fragancias de estos lugares a la vez que vislumbramos el paisaje.

Se puede pasear por praderas totalmente llanas o, para los más atrevidos, buscar alguna colina o terreno más empinado si se prefiere. Las sendas que atraviesan el terreno nos llevarán a distintos pueblos que merece la pena conocer. Además, si contamos con tiempo suficiente, nada mejor que visitar el parque Keukenhof, conocido en todo el mundo y desde donde obtendrás unas fotografías impactantes.

El tulipán es el símbolo por excelencia de Holanda, y Ámsterdam, su capital, no se trata de una ciudad aislada ni de un caso que carezca de esta agradable y distinguida flor. De hecho, en ella podemos apreciar campos de flores más heterogéneos, de colores que llamarán la atención de nuestra percepción. Y lógicamente, querremos fotografiarlos a toda costa.

Por nuestra parte, recomendamos su visita plenamente. Los jardines y campos más interesantes son aquellos configurados a base de tulipanes rojos, amarillos y blancos, una muestra de la capacidad holandesa en el diseño de los mismos y un gusto para nuestra vista.

En lo que respecta a la época del año más interesante para visitar estos lugares, es preferible, en nuestra opinión, ir durante los meses de la primavera, puesto que coinciden con el periodo en el que florecen y están en todo su esplendor. A grandes rasgos, el momento más perfecto, insistimos, es la segunda quincena de abril.

Según la especialidad, como lector deberías saber que a final de marzo es cuando comienza a florecer el azafrán y que narcisos y tulipanes son las flores que empiezan a salir a principios de abril. Eso sí, suelen ser pequeños y tempraneros. A partir de la segunda quincena de este mes tiene lugar la eclosión de los jacintos.

Y por último, para aquellos que estéis pensando en visitar este país en mayo, el protagonismo vuelve a ser del tulipán, que ya no se muestran pequeños sino en todo su esplendor, con su increíble variedad cromática.

Si te vas fuera de la ciudad, debes saber además que a pocos kilómetros encontrarás en pleno campo maravillosas hectáreas de plantas, aunque las más destaclaves son las que se encuentran detrás de las dunas del mar del Norte, entre Leiden y Den Helder. Para los más curiosos, debéis saber que otros campos interesantes son Bovenkaspel y Andijk, así como Noordoost. Para más información no dejéis de acudir a las oficinas de turismo local.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *