Search
Paseo por amsterdam

Casas Históricas

Para aquellos viajeros que visitan Ámsterdam por primera vez una de las cosas que más le sorprenden y le llaman la atención es la arquitectura de la ciudad. Esta ciudad llama la atención por su impresionante belleza, sutileza, dinamismo y uniformidad de su arquitectura, tanto en edificios como en casas particulares.

Una de las historia as que más llaman la atención de esta ciudad es la relativa a sus casas de madera. Durante una época fueron numerosas y no era difícil ver casas de estas características en la ciudad. El poder adquisitivo de la población, menor que el de hoy en día, y la proximidad de la ciudad numerosos bosques, facilitaban la fabricación de casas con este material.

Hoy en día, desafortunadamente, sólo quedan en pie dos casas fabricadas en madera. El motivo de que únicamente se conserve este reducido número de residencias principalmente se debe a los incendios que desolaron la ciudad, en distintas épocas históricas. Estos se llevaron residencias y lugares públicos, como muchas iglesias, monumentos o museos históricos. De hecho, tras el último gran incendio, los responsables de la ciudad ordenaron que no se construyesen más casas de este material.

Curiosamente una de las dos que continúan en pie, situada en la calle Begijnhof 34, se construyó a pesar de estar en vigor dicha norma. La otra casa de madera que se puede visitar se ubica entre las calles Zeedijk 1 y en Begijnhof ‘Het Houten Huys’.

Pero más allá de sus casas de madera, Ámsterdam conserva muchas residencias que el visitante de la ciudad debería conocer. Una de las más llamativas es la Casa de las Esfinges. Se encuentra situada en el canal Keizersgracht y recibe este nombre porque la casa tiene seis grandes esfinges en la fachada.  La puerta principal sigue siendo la original y el resto de la fachada tiene diferentes detalles que la hacen muy interesante.

Pero sin duda, el visitante no puede abandonar la capital holandesa sin conocer la casa más estrecha del mundo. Esta adorable edificación se encuentra muy próxima a la Plaza del Dam. Situada en Singel 7 está oficialmente incluida en el libro guinners de los récords por ser la casa más estrecha del mundo.

Y es que tan sólo mide 101 centímetros de ancho. Sin embargo, y para que el lector no se lleve ningún engaño, es la entrada de atrás de la casa la que ostenta unas dimensiones normales, en comparación con la parte delantera. Siendo honestos, esta casa sólo tiene la fachada más estrecha del mundo.

Pero si lo que quiere el visitante de Ámsterdam es conocer casas estrechas, sepan que la ciudad sigue conservando un nuevo récord: el de tener en sus calles la casa más estrecha de Europa –mide sólo 202 centímetros de ancho–. La dirección es Oude Hoogstraat 22, entre la Plaza del Dam y Kloveniersbugwal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *