Search
concertgebouw

Concertgebouw

Su puesta en marcha no tuvo nada que ver con una decisión de las autoridades de la época: fueron un grupo de ciudadanos los que pensaron que Ámsterdam no contaba con una sala de acústica suficiente para los conciertos que la ciudad albergaba. Se eligió al arquitecto Adolf Leonard van Gendt para encarar el proyecto y para fines de 1886 la sala estaba lista para ser inaugurada. Se eligió este lugar, a las afueras de la ciudad, para no interceder la actividad cotidiana de la capital del país.

Esta impresionante sala de conciertos se encuentra ubicada en la Museumplein, junto a los museos más importantes de la ciudad. Se caracteriza por tener una acústica excelente, que la han convertido en una de las tres salas de concierto más importantes a nivel mundial. Sólo la superan el Simphony Hall de Boston o el Musikverein de Viena.

Pero por distintas desavenencias su puesta en marcha no tuvo lugar hasta dos años más tarde. Para esta fecha tan importante, una orquesta de 120 músicos y un coro de 500 personas interpretaron obras de Wagner, Haendel, Bach y Beethoven.

El arquitecto van Gendt se decidió por un estilo neoclásico. El edificio está compuesto de dos salas: una sala pequeña, la Kleine Zaal, de forma oval, destinada a conciertos de cámara y recitales, y la Grote Zaal, o sala grande, que mide unos 44 metros de largo por 28 de ancho y 17 de altura, con capacidad para unas 2000 personas, especialmente dedicada a la música sinfónica por su excelente acústica.

Es precisamente la calidad de sonido de la Grote Zaal que ha dado al Concertgebouw la fama de la que goza a nivel internacional, sin que nadie pueda explicar exactamente a qué se debe ese milagro sonoro, si pensamos que en aquellos tiempos no se contaba con los avances tecnológicos de hoy para calcular los efectos acústicos.

En los comienzos, la sala era casi exclusivamente la sede de la Orquesta Real del Concertgebouw; se daban unos 70 conciertos por año y no se hacía casi nada por atraer otros espectáculos. Con el paso del tiempo y la necesidad de obtener dinero, la junta encargada de la sala permitió la realización de eventos que poco o nada tenían que ver con la música, desde el Congreso Socialista Internacional en 1904, hasta desfiles de moda, espectáculos de boxeo y oficios religiosos.

La sala también ha albergado conciertos de artistas internacionales como Frank Sinatra. En la actualidad, el Concertgebouw está dedicado exclusivamente a la música y el buen número de conciertos en ambas salas alcanza los 835 cada año.

Más información en http://www.concertgebouw.nl

Horario

Horario según conciertos, más información en su página web.

Precio

Desde 10€ a más 70€

Transporte

Tranvías 3, 5, 12, 16, 24.

Mapa

Localizacion

Concertgebouwplein, 2-6.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *