Search

Zuecos Holandeses

Un elemento que si bien no habremos visto utilizado por los lugareños del país, sí se ha constituido como uno de los souvenirs más apreciados por el turista que viaja a este país. Estamos hablando de los zuecos holandeses. En contra de la creencia más extendida sobre este accesorio, el lector debe saber que la inmensa mayoría de holandeses no utilizan este calzado, que está destinado únicamente a aquellos que trabajan en el campo. Esto se hace porque se trata de un elemento que mantiene los pies secos (en un país donde la lluvia es un ciudadano más) y son muy seguros. Además, se considera que utilizarlos es muy saludable.

Esta cualidad fue determinada por la Unión Europea, que concedió a los zuecos la marca CE. Por ello, en la actualidad hay 25 fabricantes de zuecos tradicionales que realizan demostraciones de cómo se elabora un zueco. No obstante, hoy en día la mayoría de los zuecos se venden a turistas de todo el mundo que quieren llevarse a casa este souvenir típico holandés.

Durante su viaje a Holanda, el lector puede acceder a una gran variedad de zuecos holandeses, también llamados Klompen. Están fabricados en madera de una sola pieza y pintados de forma artística, bien con diferentes motivos de adorno o bien con los colores que identifican al país y sus diferentes regiones.

Encontrarlos es muy fácil, ya que la gente los usa además para otros menesteres, como por ejemplo para elemento decorativo, o incluso como macetero. En concreto, en el centro de la ciudad existen puestos en plena calle donde los venden, o en tiendas de regalos próximas a lugares de interés.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *